(Documental) El enigma de Julio Cervera

Made in Spain | 4 abril 2013

El caso de Julio Cervera Baviera es uno de esos que, por desgracia, tanto abundan en la historia de España. Genio singular, pionero de la radio de talla mundial, militar, geógrafo, inventor y… político. Desde que publiqué una breve semblanza de su vida hace años en Historia de Iberia Vieja, me ha fascinado su figura, por eso no dudo en recomendar este documental de La 2 de RTVE.

A lo largo de casi una hora se repasa, por medio de una dramatización y de diversos testimonios y comentarios de expertos, la importancia de la figura de Cervera en la historia de la tecnología española. Ah, y cómo no, también sirve esta narración de una vida digna de novela para hacer ver que, por aquí, hay cosas que no cambian, y que el politiqueo estúpido, el maltrato a la educación y la ciencia, además de la burocracia sin sentido, siguen siendo todo un cáncer nacional. (¡Gracias por el aviso sobre el vídeo, Juan Pablo!)

RTVE – Imprescindibles – Sin hilos (Que inventen ellos). Julio Cervera fue un hombre extraordinario (héroe de guerra, explorador, diputado, masón, escritor y profesor) que entre otras cosas desarrolló un equipo de radio once años antes que el propio Marconi. La falta de financiación y de interés por parte las autoridades de la época, junto a la mentalidad española de entonces resumida en la frase ‘¡que inventen ellos!’, condenó el invento al olvido.

Como ingeniero del ejército, exploró el Sahara y logró la firma del tratado que lo convertirá en colonia española. Su crítica pública a la conducta española en Marruecos le supuso un arresto de seis meses en el castillo de Santa Bárbara, de Alicante.

Acompañó al general Macías, de quien fue buen amigo, en sus sucesivos destinos: en Tenerife diseñando el alumbrado y el tranvía eléctricos, o en Puerto Rico, combatiendo contra los americanos durante el desastre del 98. Al conocer los avances de Marconi viajó a Londres y trabajó con él durante tres meses. En 1901 sus pruebas con la radio fructificaron, enlazando Javea e Ibiza. Constituyó una sociedad para comercializarla, pero la falta de financiación, el escaso interés del gobierno y su aura republicana condenó a la desidia sus progresos.