La minúscula huella humana en la Vía Láctea

Hace más o menos un siglo que la humanidad comenzó a emplear las ondas de radio de forma masiva para comunicarse. Así, puede decirse que hace ya una centuria que venimos gritando al universo que existimos, pues una burbuja de emisiones de radio se está expandiendo desde este pequeño punto azul que es la Tierra a la velocidad de la luz. Puede parecer mucho, pero visto de forma adecuada queda claro que esa huella es minúscula, por no decir que ridícula. Puede que haya por ahí civilizaciones extraterrestres a la escucha, pero mucho me temo que nuestra huella es todavía demasiado pobre como para llamar la atención de nadie. Esto es lo que pensó Adam Grossman a la hora de crear este mapa que, partiendo de una imagen ideal de la Vía Láctea con sus 100.000 años luz de diámetro medio, nos enseña cómo se ve una burbuja de cien años luz de radio, con nuestro mundo en el centro. Sí, ese pequeño punto resaltado es nuestra burbuja de radio.

| Ampliar imagen |
burbuja_200A

| Vía Geographic Travels |

Hay formas mucho más sencillas de servir una copa de vino...
El Palacio Real de Madrid y un misterio cartográfico