El monorraíl de Ewing

Obsolescencia | 17 marzo 2019


Hoy toca breve visita de un sistema monorraíl a TecOb (y ya van unos cuantos, habrá que resumirlos un día de estos…) En la edición del día 17 de agosto de 1901 de la barcelonesa revista “El mundo científico” se mencionaba cierto sistema monorraíl muy curioso:

…se trata del sistema monorraíl Ewing, con el cual un par de bueyes o de caballos pueden arrastrar fácilmente un tren compuesto de varios carros, con una carga de seis a siete toneladas a una distancia de veinticinco kilómetros por día. Los carros de este sistema están provistos de dos ruedas de canal, emplazadas sobre un mismo plano central, las cuales recorren una sola línea de raíl. (…) Los carros [además de las ruedas guiadas por el raíl] tienen un soporte lateral constituido por otra rueda (…) envuelta en una llanta metálica. (…) La rueda en cuestión, llamada de equilibrio, se emplaza tan solo a uno de los lados de los vagones a la distancia de metro y medio del raíl. Como corre sobre el suelo, está sujeta al eje por un doble resorte en hélice, cuyo objeto es suavizar las sacudidas originadas por las desigualdades del terreno. (…) Para que el rozamiento sea insignificante, es conveniente que dicha rueda no soporte ninguna parte de la carga útil, sino solamente una fracción correspondiente al peso del vagón. De este modo, en terreno plano, la marcha del tren es muy suave y el arranque no requiere más que un débil esfuerzo. Los raíles que se emplean son del sistema ordinario y se fijan generalmente sobre travesaños de madera. (…) En el Canadá y en otros puntos de Norteamérica funcionan con magnífico resultado varios tranvías de esta clase. La aplicación de la tracción eléctrica por medio de trole a este sistema de transporte podría ofrecer grandes ventajas en las comarcas agrícolas que disponen de fuerza hidráulida.

Monorraíl sistema Ewing, según dibujo de J. Camina, publicado en la revista “El mundo científico”, Barcelona, 17 de agosto de 1901.

No fueron muchos los ejemplos de monorraíl con sistema Ewing que vieron la luz, siendo casi todos experimentales. Hoy apenas puede encontrarse en algún que otro lugar como algo testimonial, como por ejemplo los restos que se muestran en el Museo Nacional de Ferrocarriles de Nueva Delhi (India) acerca del Patiala State Monorail Trainways (conocido como PSMT, funcionó entre 1907 y 1927. El sistema se utilizó también en la India para el Kundala Valley Railway).

Fue el inventor británico W. J. Ewing quien, tras una propuesta del constructor de molinos y mecánico William Thorold publicada en 1868, comenzó a darle vueltas a la idea de construir ferrocarriles que necesitaran sólo un raíl, con lo que, según el inventor, se abarataría el coste de construcción, se evitarían ciertos problemas con las curvas y giros y se podría desplegar una red de forma más rápida. Tras varios experimentos, patentó su sistema de monorraíl a finales del siglo XIX, basado en un solo carril de metal sobre el que se apoyan las ruedas acanaladas del vagón, manteniendo el equilibrio gracias a otra rueda lateral única, que no soporta apenas carga.

Monorraíl de la línea PSTM, Museo de Ferrocarril de Nueva Delhi (India). Imagen Carlton Browne. (CC-By-Sa).
Gráfico de una de las patentes de Ewing, de 1895.