La Historia Historia Lógico-Natural de J. J. Merelo, el mundo que bien pudo ser

portada_jjmereloAcabo de terminar de leer un libro que, a falta de más tiempo disponible, he tenido que ir disfrutando en ratos perdidos a lo largo de la última semana. Ha sido una pena, porque merece ser leído de una vez, porque el efecto que genera es algo así como sentirse en una realidad paralela y, claro, leer un rato aquí y allá hace que se pierda un poco la magia. El bueno de J. J. Merelo ha tenido la suerte de autoeditar esta novela. Digo suerte porque por experiencia convengo que era lo mejor que le podía pasar en el inestable mundo editorial español de nuestro días (tiene delito siendo yo mismo autor y responsable de una editorial, pero las cosas están como están y punto).

Dicho esto, me dejo de rollos, para comentar que no voy a hacer una crítica del libro, ni mucho menos. Cualquiera puede entrar en Amazon y leer las críticas de lectores más objetivos que yo. No, de críticas nada, y tengo mis razones. Historia Lógico-Natural es la ucronía que me hubiera gustado escribir algún día. J. J. Merelo ha creado una realidad paralela que bien pudo ser, detallada y bien organizada. Cierto es que se trata de una novela de personajes y vivencias, más que de ideas, pero esa España que sale airosa de su conflicto con los Estados Unidos en el cambio de siglo, a medio camino entre las centurias XIX y XX, ¡es realmente la que debía haber sido! Soy el menos indicado para opinar con objetividad sobre este libro. La idea de crear una ucronía similar me rondaba la cabeza desde que leí hace años la breve, pero sorprendente, Fuego sobre San Juan, de Pedro A. García Bilbao y Javier Sánchez Reyes.

En todos los años que llevo publicando artículos sobre inventos e inventores españoles en revistas de historia de todo tipo, he llegado a acumular toda una colección de ingenios que hubieran marcado la diferencia en el conflicto entre España y los Estados Unidos. El desastre de 1898 bien pudo haberlo sido para los norteamericanos si el toxpiro de Daza, los submarinos de Peral y otras tecnologías nacidas en España, hubieran encontrado el ambiente adecuado para medrar. J. J. Merelo crea todo un nuevo mundo en el que, tanto la política como la tecnología, siguieron por los cursos que el sentido común imponía, y no los que ciertos caprichos extraños terminaron por dar como buenos en nuestra línea temporal. De hecho, después de pasarlo tan bien viviendo en ese mundo, al leer las aventuras que narra Merelo, tengo la sensación de que algún viajero del tiempo, estadounidense claro está, lo que realmente hizo fue cambiar la verdadera, y lógica, línea de tiempo que nos correspondía. Dicho quede, si quieres descubrir cómo hubiera sido la España y la Cuba, los Estados Unidos, y Florida, que tiene mucho que ver este juego, en un mundo paralelo construido con más lógica que el nuestro propio, no lo dudes un momento y sumérgete en las líneas de la Historia Lógico-Natural de J. J. Merelo.

Información completa sobre el libro en: Historia Lógico-Natural.