El Cronoscopio, una cámara para ver el pasado (Docuficción)

Obsolescencia | 9 septiembre 2019


En 2005 publiqué un amplio artículo sobre una historia que siempre me ha fascinado: la posible existencia de una máquina capaz de fotografiar imágenes del pasado, algo así como una cámara fotográfica con capacidades para “viajar” en el tiempo. Naturalmente, hasta hoy no parece haber ninguna prueba sólida de su existencia en el mundo real, pero la historia del conocido como “cronovisor”, sigue siendo fascinante. En 2007 retomé el tema con una versión ampliada del artículo inicial, mejorado con más notas que tengo pendiente revisar para incorporar nuevos datos recientes. Ahora bien, he caído en la cuenta de que se cumple ahora una década del estreno de un documental de ficción que me encantó en su momento pero que no referí entonces en #TecOb. Más vale tarde que nunca, aunque sea diez años tarde.

Fue en 2009 cuando el director y guionista irlandés Andrew Legge dio a conocer su documental de ficción de veinte minutos titulado “The Chronoscope”, que podría traducirse como “El Cronoscopio”, o la máquina para ver el pasado. Ciertamente, esta docuficción toma varios elementos de lo que es la clásica historia del cronovisor que desgrané en el artículo que antes mencioné. El resultado es muy atractivo, con imágenes “recuperadas” de principios del siglo XX. La historia nos cuenta que en la década de los treinta del siglo pasado una científica irlandesa, Charlotte Keppel1, interpretada por Serena Brabazon, había inventado y presentado al mundo una máquina capaz de captar imágenes del pasado. El montaje mezcla “testimonios” actuales con grabaciones antiguas, para crear una atmósfera fascinante, en la que no faltan líos con los nazis, persecuciones y un narrador singular: Jeremy Irons.

La obra puede verse completa aquí (se pueden activar los subtítulos e incluso la traducción automática). Merece la pena pasar un buen rato con ella.

En la misma línea, Andrew Legge tiene otros cortos con una atmósfera similar, como The Unusual Inventions of Henry Cavendish, de 2005, que también incluye viajes en el timepo en su trama.

_______________
1 Sea casualidad, o no, Charlotte Keppel fue uno de los seudónimos empleados por la escritora inglesa de misterios Ursula Torday.