¿En qué gastar 2.000 horas de ocioso tiempo?

Personal | 2 octubre 2008


Esto me trae recuerdos de cuando montaba y pintaba maquetas. Claro, eran otros tiempos, nunca mejor dicho, el reloj no estaba siempre amenazando con su tic tac perpetuo, marcando el ritmo diario, me parece que fue hace siglos. En fin, esto es una maravilla en la que su autor, un tal Michael Chesko, dice haber empleado unas 2.000 horas de tiempo y paciencia. Se trata de una maqueta en madera de balsa del populoso centro de Manhattan en Nueva York, repleto de rascacielos y calles ortogonales. Visualmente es precioso y, a decir de su padre, realmente preciso, pues para realizarlo ha contado con todo tipo de información geográfica, planos, imágenes de satélite y similares…

img

MAKE – Amazing miniature midtown Manhattan
Tinselman – Stop and Smell the Miniatures

Por cierto, hablando de arquitecturas y similares, aunque no guarde mucha relación, no quiero olvidar citar un curioso blog con el que me he encontrado últimamente y que se centra en el tema de la arquitectura cinética, esto es, edificios móviles, mutables, modificables y vivos. Por lo que se ve últimamente, vamos camino a la ultraespecialización en el mundo de los blogs:

KineticArchitecture.net Blog