Aquí hay dragones… o puede que no

Geo, Obsolescencia | 26 diciembre 2013


globo_hunt_lenoxUn reciente artículo de Robinson Meyer en The Atlantic ha vuelto a traer a la actualidad una curiosidad muy conocida en el ámbito de la cartografía histórica pero que sigue creando equívocos en muchas ocasiones.

Mencionaré el asunto de manera muy resumida. Existe una creencia muy extendida que afirma que en los mapas antiguos aparece por doquier en territorios ignotos la frase “Aquí hay dragones” o, más bien, su equivalente en latín: “Hic sunt dracones”. Es tan común esa idea, que ha alimentado todo tipo de situaciones en novelas o películas y se ha convertido hoy día en socorrida frase para mencionar cualquier tema oscuro o poco conocido y muchos mapas recientes incluyen esa mención en alguna parte en honor a los antiguos cartógrafos. La realidad es bastante diferente.

En muchos mapas anteriores al siglo XVIII aparecen dibujadas todo tipo de criaturas fantásticas en áreas del globo que eran mal conocidas o directamente ignotas (he aquí una lista sobresaliente de bestias cartográficas en mapas antiguos). Pero, sorprendentemente, no hay ni un solo mapa antiguo conocido en el que aparezca la frase “Hic sunt dracones”. Ninguno, salvo una excepción, el globo terráqueo de Hunt-Lenox, conservado en la New York Public Library, uno de los más antiguos conocidos que data de principios del siglo XVI. Es más, aunque en ese globo aparecen dibujadas algunas criaturas marinas de aspecto amenazador, la referencia a los dragones se encuentra en tierras de lo que hoy es Indonesia, pero sin dibujo alguno con el que asociarlo. Se cuenta que podría tener relación con los dragones de Komodo, que por allá habitan. Ningún otro mapa antiguo menciona los tan famosos dragones, por lo resulta extraño que haya calado tan honda la frase.

____________________
Imagen de cabecera: Globo de Hunt-Lenox / NYPL.