El mar del Sahara

Obsolescencia | 6 enero 2013


La idea de convertir el desierto del Sahara, o al menos una parte del mismo, en un floreciente mar, ha venido martilleando las fantasiosas mentes de algunas personas durante mucho tiempo. He aquí, por ejemplo, la curiosa idea de cierto ingeniero que planteó, con toda seriedad por su parte, esta loca idea que tuvo mucho eco en su tiempo. El texto apareció el 29 de noviembre de 1912 en La Industria Nacional1

800px-Libya_4985_Tadrart_Acacus_Luca_Galuzzi_2007
Fotografía de Luca Galuzzi. (CC-By).

Colosal proyecto de un Ingeniero vasco. Según dicen las revistas que se ocupan de asuntos científicos, ha causado gran sensación un proyecto ideado por un ingeniero de origen vasco, el Sr. Etchegoyen, según el cual, seria realizable convertir el desierto de Sahara en un mar. Según ese Ingeniero, la cuarta parte de la superficie del desierto se halla por debajo del nivel del mar, y la apertura de un canal de unas 50 millas de largo en la costa del Norte de África, abriría paso a las aguas marinas hasta inundar el desierto, donde se formaría un mar tan grande como la mitad del Mediterráneo. La construcción de ese canal, agrega, no presentaría dificultades mecánicas, puesto que la tierra en aquella parte de la costa consiste en formaciones de arena y roca blanda.

Las ventajas, dice, serían inmensas. Las partes elevadas del desierto, al formarse el mar de Sahara, se convertirían en islas que llegarían a ser tan fértiles como las tierras de Europa, pues hoy su aridez es debida a la falta de agua. Allí hallarían habitación y sustento millones de personas que hoy luchan penosamente por la existencia en varios países. Las brisas del nuevo mar, que reemplazaría al simún del desierto, templarían el clima del Norte de África, produciendo una temperatura tan agradable como la de Natal. Y claro está que haciéndose dueña Francia del nuevo mar y de sus islas, aumentaría prodigiosamente el territorio de sus posesiones africanas y tendría vasto espacio donde establecer nuevas colonias y crear nuevas líneas de vapores para extender su comercio por el proyectado mar.

Estas aseveraciones del profesor Etchegoyen, han dado pie a muchos comentarios y discusiones, unos en pro y otros en contra. No han faltado meteorólogos que han salido al paso, horrorizados ante la perspectiva de los serios trastornos que traería a Europa la realización de semejante proyecto. Según ellos, si se volvía templada la zona tropical del África, tal variación sufriría el clima de Europa, que de templado se convertiría en frío en la parte meridional, y por lo que toca a los países del Norte, como Inglaterra, Dinamarca Suecia y Noruega, quedarían cubiertos de nieves perpetuas y sus habitantes se verían forzados a emigrar o hacer la vida de esquimales. Por su parte, varios geógrafos combaten la idea, alegando que, con el trasiego de tantos billones de toneladas de agua de un punto a otro, se alteraría el equilibrio de la Tierra, cambiando de posición el eje del globo.
________
1 Fuente: Biblioteca Nacional de España.