OpenLayers Cookbook [Libro]



OpenLayers CookbookDesde mediados del mes de septiembre y hasta la semana pasada he estado desarrollando, entre otros, un interesante proyecto en forma de Web App que necesitaba en una de sus partes mostrar un mapa interactivo con unas características determinadas. Entre ellas se encontraba la necesidad de plasmar una serie de puntos de interés sobre el callejero de una ciudad, junto con interacción en cada uno de esos puntos para acceder a información adicional y capacidades de geoposicionamiento dinámico o, lo que es igual, que el mapa se posicionara de forma automática en el lugar donde se encontrara el usuario empleando los medios propios del teléfono móvil o el tablet con que se visualizara la Web App. Vale, nada del otro mundo, y por ello lo más lógico era pensar en el uso de la API de Google Maps, como he venido haciendo en tantas ocasiones.

Pero no, por pura cabezonería decidí probar algo diferente y me enfrenté a la tarea con OpenLayers. Claro, me estrellé en un primer momento, más que nada por mi impericia crónica con Javascript, menos mal que un poco de reciclaje me llevó por buen camino pero, sobre todo, ciertas ayudas. Al final el producto ha quedado muy bien y en las próximas semanas recibirá sus últimos toques de detalle. Agradezco desde aquí las sugerencias que me envió Ignacio Molina y, cómo no, el camino abierto por Antonio Santiago Pérez con el que conversé virtualmente y me sirvió para aclararme varias ideas. Es, precisamente Antonio, el autor de un libro que compré en versión electrónica para llevar a buen puerto esta tarea mencionada y que me ha servido a la perfección, por eso precisamente lo recomiendo vivamente a quien se encuentre en la misma situación.

Se trata de OpenLayers Cookbook, algo así como un completo recetario para poner orden en el caos que supone en principio el abordar OpenLayers de golpe. Luego, cuando vas adentrándote en su mundo, ves que de caos nada de nada y que todo está donde debe estar, pero he de reconocer que los primeros días me desorientó bastante esta biblioteca javascript para crear mapas online. Con la ayuda de OpenLayers Cookbook y recordando con calma todo lo que ya sabía de javascript y que hacía tanto que no utilizaba, el pequeño mapa web basado en OSM fue creciendo y ganando en funcionalidades hasta quedar como deseaba en un primer momento. Usando Google Maps, más por costumbre que por otra cosa, con seguridad el tiempo de desarrollo hubiera sido mucho menor, pero el reto que ha consistido utilizar OpenLayers me ha servido para ver que se trata de una herramienta mucho más potente de lo que imaginaba y, cómo no, para mejorar mi pericia con Javascript. Y, en todo este camino, el libro de Antonio Santiago me ha servido como mapa de carreteras personal porque, partiendo de algunos presupuestos muy básicos, va construyendo toda una serie de ejemplos, cada vez más complejos, que permiten explorar con detalle algunas de las características de OpenLayers. Por ello, nuevamente, recomiendo asomarse a sus páginas a quien desee desarrollar con esta librería, no saldrá defraudado.