Hay algo en el aire…

Al leer sobre este mapa me vino a la cabeza una célebre cancioncilla de los setenta, Dust in the Wind. La cuestión viene a ser esa, aunque el término correcto en este caso sería aerosol. La contaminación atmosférica puede ser de diferente tipo, siendo una de las más importantes y peligrosas la provocada por algunos aerosoles. Se entienden como tales a las partículas de diversa naturaleza presentes en el aire.

El origen de estas partículas puede ser muy diverso: incendios, actividad volcánica, industrial, tareas agrícolas, combustión e incluso el agua disperso en el aire en forma de gotículas y similares. Una parte importante del total de aerosoles en la atmósfera terrestre está originada por actividades humanas. En casos excepcionales los aerosoles pueden provocar graves problemas de salud, no hay más que recordar ejemplos como el de la niebla asesina de Londres de 1952.

Bien, vamos con el mapa que nos ocupa hoy. Se trata de una cartografía global de aerosoles con un componente cronológico. Hasta hace relativamente poco tiempo la medida comparativa sobre aerosoles atmosféricos se veía complicada por la falta de redes de monitorización globales que utilizaran criterios estandarizados. Sin embargo, desde hace poco más de una década, las observaciones de satélite (lo que se conoce como “profundidad óptica de aerosoles“) permiten cuantificar de forma global la presencia de partículas en el aire. En el siguiente mapa se puede observar la evolución de la concentración atmosférica de aerosoles originados por actividades humanas (el resto se han filtrado mediante modelos informáticos, aunque se añaden los que parten de quema de biomasa y en ese caso tengo mis dudas de que haya podido discriminarse el origen de los mismos por completo) partiendo de datos de teledetección. Como puede verse, existe una evolución negativa de la concentración de aerosoles en Europa, Norteamérica y otras áreas en el periodo de estudio (2000-2009). Por el contrario, aparece un incremento significativo de la presencia de aerosoles antropogénicos en el área de Asia-Pacífico.

[Ampliar mapa]
AOD_difference_GOCART_2009-2000_web

Fuente y más información: NASA EO – Change in the Air.

Nuevo mapa del fondo oceánico
Nuevo mapa geológico de Marte
Comparte este contenido...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email