Arma electromagnética automática (española) de 1957

Hay patentes de invención que te saltan a los ojos en cuanto te cruzas con ellas, literalmente. El ejemplo que hoy me ocupa estaba en un montón para revisión, a lo largo de una investigación que nada tenía que ver con armas ni nada parecido. Uno de los inventores, un tal David Hogan (no he logrado más referencias de este personaje), era a su vez uno de los solicitantes de una patente española (ES0225316, de 1956) para cierto tipo de generador eléctrico que, en este caso sí, era objeto de mi investigación por entonces.

El caso es que ahí estaba, un documento de 1957 (la patente española ES0230847, de la que se había solicitado su gestión un año antes en Madrid), otorgado al estadounidense David Hogan y Luis María de Funes Millán, bajo un título que me llamó la atención desde el primer momento: Un arma electromagnética automática. En su descripción resumida podemos leer lo siguiente:

Arma electromagnética automática caracterizada por estar dotada de un tubo de lanzamiento y dirección, construido en dimensiones variables, de material magnético, al cual rodean varias bobinas eléctricas.


arma_electromagnetica_1957


A primera vista, sin ver nada más del documento, me vino a la mente un arma de raíl, o incluso un lanzador espacial de raíl magnético. La primera vez que leí sobre algo así fue cuanto tenía unos quince años, en uno de los libros que componían la serie Venus Prime, de Arthur C. Clarke y Paul Preus. Se describía allí el armamento que se encontraba instalado en un helicóptero de ataque al que llamaban Snark. En principio me pareció poca cosa, aquello no podía ser tan destructivo como se describía, pero con el tiempo comprendí que algo así podría ser realmente temible. Básicamente se trataba de un sistema magnético que lanzaba jabalinas de un metal ligero a gran velocidad. Al impactar esos proyectiles, el resultado era devastador.

Bien, pues la mencionada patente se adelantó muchos años a esa descripción y, sorprendentemente, se parece mucho en cuanto a planteamiento. Cierto es que, desde los años cuarenta se venía hablando de sistemas de raíl magnético, pero tengo la sensación de que nos encontramos ante una patente futurista en la que sus autores quisieron dar vida a algo que, en su tiempo, era ciencia ficción:

La presente memoria se refiere, como su nombre indica, a una arma electromagnética automática, que emplea proyecti­les de materiales diamagnéticos que son, o bien cortados en la misma arma y en su recámara automáticamente, o bien son in­troducidos en la misma recámara, por medio de cinta, exis­tiendo un tubo de dirección y lanzamiento provisto de una se­rie de bobinas que producen el campo magnético impulsor. (…)


Consulta la patente completa en PDF (Fuente: OEPM).

Comparte este contenido...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone


PRÓXIMO ARTÍCULO:
»
ANTERIOR ARTÍCULO:
«