“Viejas” revistas de divulgación científica

imgAcabo de organizar un poco varios estantes y me he vuelto a encontrar con viejas amigas. Actualmente únicamente compro, cada mes, dos revistas de divulgación científica. En primer lugar, y desde hace ya más de diez años, no puede faltar Investigación y Ciencia. Por otro lado, National Geographic, que adquiero desde su primer número. Y ya está, porque periódicos en papel dejé de comprar hace mucho -salvo algún diario económico de vez en cuando-, al igual que otras revistas. Tuve un tiempo en que caían cinco o seis al mes, allá a principios de los noventa. Con el paso de los años se fueron acumulando y comiendo una gran cantidad de espacio. Ése fue el principal problema, si seguía acumulando papel, corría el peligro de no tener más espacio y aunque he tirado a la basura muchas de ellas, me cuesta eliminar su presencia. Pero el principal motivo para dejar de comprar publicaciones en papel ha sido, cómo no, que ahora hay otra vía igualmente interesante de acceder a la información buscada. Ya sea por publicaciones online, documentos PDF, flipbooks, cabeceras de blogs, periódicos en la red y demás, hace “siglos” que dejó de aumentar el tremendo peso en papel que soportan mis estanterías.

A lo largo de los años he ido coleccionando revistas que, por desgracia, en su mayoría han desaparecido. Guardo muchos números de Mundo Científico, por ejemplo, así como ejemplares de Tribuna de Astronomía. Hoy, he escaneado las portadas de algunos números, al azar, con los que me topado entre el polvo típico de los viejos libros. Comentaré algo muy breve sobre cada uno de ellos que, ni de lejos, pretende ser un repaso mínimamente exhaustivo de este tipo de fauna impresa.

Abre la sesión, Ciencia y Vida. Por lo que recuerdo, no duró muchos meses. Lo que más me gustaba de esta revista era su tamaño, de pequeño formato, muy manejable.

img

Lo mismo puedo decir de la versión en castellano de Popular Science. Mientras duró, se convirtió en una de mis compras ineludibles. Lástima que su vida fuera tan corta. 🙁

img

Conocer fue, durante años, otra de las que no podía faltar cada mes. Aguantó bastante tiempo y, aunque hacia el final fue perdiendo empuje, tuvo toda una época dorada a principios de los noventa.

img

Dejé de comprar Muy Interesante hace mucho. Es una revista que siempre me gustó, pero había cosas que no me hacían mucha gracia. El bombardeo publicitario en sus páginas era abrumador y, en cuanto a temáticas, la deriva hacia los temas psicológicos, que suelen aburrirme, me hizo abandonar su compra mensual. Además, su formato hace que sea la que más pese en los estantes, pobrecillos, el papel es el mayor problema. Lo que más me encantaba eran los especiales, he aquí por ejemplo uno del año 1992.

img

Tengo pocos números de Newton guardados. Recuerdo que me gustaban mucho sus infografías. Desconozco cuánto duró, o si sigue publicándose.

img

Muchas han sido las revistas de astronomía que he ido acumulando. Las siguientes sólo son pequeñas muestras, pero en el recuerdo queda una especial, sobre todo en su primera época: Tribuna de Astronomía, de la que apenas he podido encontrar algún ejemplar. 🙁

img

img

Comparte este contenido...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone


PRÓXIMO ARTÍCULO:
»
ANTERIOR ARTÍCULO:
«