Un gigantesco monumento a Colón para Madrid

Este mes de octubre aparece publicado en la revista Historia de Iberia Vieja un artículo en el que he querido recordar la figura del gran ingeniero Alberto de Palacio. Repaso ahí algunas de sus grandes obras, como el puente de Vizcaya o el Palacio de Cristal del Retiro y la Estación de Atocha en Madrid. Lo que nos visita hoy es un fragmento de ese artículo en el que menciono dos de los proyectos que Alberto de Palacio tenía en mente y que, de haberse llevado a cabo, hubieran cambiado la estampa madrileña por completo.

En la mente de Alberto de Palacio bullían grandes ideas que, de haberse materializado en la realidad, le hubieran convertido en un ingeniero y arquitecto de fama equiparable a la de Eiffel. Nos quedan sus estudios sobre grandes proyectos, como el imponente Monumento a Alfonso XIII, de principios del siglo XX. Imaginemos un gran palacio rodeado de imponentes jardines y flanqueado por una inmensa rotonda que se situaría en medio de la Castellana, aproximadamente donde ahora se encuentra la pétrea mole de Nuevos Ministerios. Tal y como se mencionaba en “La construcción moderna”, edición del 30 de enero de 1918, la obra parecía algo inminente dentro del marco del proyecto de prolongación del Paseo de la Castellana:

“Se llevarán a cabo las obras relativas al Monumento de Alfonso XIII y al cerramiento del parque del mismo nombre. El grandioso monumento y sus accesorios, constituidos por obras de escultura y jardinería envolventes del mismo, ocuparán un espacio circular perfecto de 200 metros de diámetro. Este espacio circular decorativo estará rodeado por dos trozos de paseo, que servirán de empalme al actual de la Castellana con la prolongación proyectada. El referido monumento estará constituido por un basamento, una gran puerta de ingreso sobre cuya parte superior destacará la estatua ecuestre de Alfonso XIII y que servirá de coronamiento. Una fuente monumental de gran altura formada por cuatro inmensas cascadas que semejarán bóvedas acrisoladas de forma parabólica, que producirán variadísimos efectos cuando estén bañadas por los rayos solares. Un gran salón para recepciones y conciertos rodeado de balcones y galerías de costales con vistas en todas las direcciones y, finalmente, como remate del monumento, una elegante bóveda sobre la que flotará una bandera española. Las obras anejas al monumento serán grupos escultóricos, formados por reyes y personajes célebres rodeados de espléndidos jardines.”

Proyecto_Monumento_Colon
El proyecto de Monumento a Colón, idealizado por Scientific American.

Sin duda el Madrid monumental hubiera sido muy diferente del actual de haberse llevado a cabo el proyecto mencionado pero aquello sólo era un simple aditamento comparado con el gran sueño de Alberto de Palacio. De haberse construido, hoy Madrid contaría con algo único en el mundo que podría rivalizar con la torre Eiffel, aunque según se mire, el abigarrado diseño final puede que fuera demasiado arriesgado, por decirlo de forma suave. Me refiero al gigantesco Monumento a Colón, de 1891, pensado para conmemorar el cuarto centenario de la muerte de Cristóbal Colón. El proyecto fue premiado en un concurso internacional en Chicago. El emplazamiento original para ser construido debía ser el Retiro, junto con el Palacio de Cristal.

Veamos, describir el Monumento a Colón de Alberto de Palacio no es sencillo pues sus dimensiones son ciertamente desconcertantes. Imaginemos una gigantesca esfera a modo de globo terráqueo de metal con 200 metros de diámetro situada en lo alto de una torre de un centenar de metros. En lo alto, para culminar más de 300 metros de altura, aparecería una reproducción a tamaño natural de la carabela Santa María. En la base, una ciclópea estatua de Cristóbal Colón sería acompañada de otras estatuas monumentales y bellos jardines. En lo alto de la esfera, recorriendo su ecuador, un paseo visitable se hubiera convertido en la atracción más sobresaliente de Madrid. El interior del monumento estaría repleto de salas de exposiciones, auditorios y una proyección móvil de la esfera celeste. ¿Un proyecto imposible? Pudiera ser, pero los cálculos estructurales del ingeniero invitan a pensar que hubiera sido factible, eso sí, no imagino el coste que hubiera tenido semejante monstruo, aunque Palacio lo estimó en 31 millones de pesetas de la época, coste que pretendía amortizar con relativa rapidez gracias al cobro de entradas para visitar tan increíble monumento.

monumento_palacio
El Monumento a Colón, en Madrid. La Ilustración española y americana. 22 de agosto de 1891.

Comparte este contenido...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone


PRÓXIMO ARTÍCULO:
»
ANTERIOR ARTÍCULO:
«