Experimentos con GoogleEarth y Zoomify

El otro día me animaban en geomatic blog a experimentar un poco con gvSIG. ¡Queda anotado! En realidad, estaba apuntado hace mucho, así que, en su debido tiempo, habrá que escudriñar bien gvSIG. Sin embargo, hoy toca un pequeño juego con GoogleEarth, iniciando un experimento, muy sencillo, que tenía guardado en el cajón del recuerdo desde hace unas semanas en espera de ser terminado.

El objetivo, esta vez, será crear una especie de paseo virtual, en KML, que sirva para acceder a panorámicas interactivas de lugares concretos, un simple experimento que muestra dos marcas de referencia espacial, con texto y acceso en navegador web a dos panorámicas con zoom ampliable. Se trata de un ejemplo muy sencillo que puede complicarse todo lo que se desee.

Bien, comencemos. Imaginemos que deseamos crear un callejero o una guía de rutas. Tenemos unas magníficas fotografías de los lugares que queremos mostrar, pero hemos pensado en algo más que en simples “bocadillos” con un cuadro de imagen. Vale, lo primero será ordenar las fotografías. En mi caso se trata de diez tomas realizadas en dos lugares de Valladolid a principios del verano. AVISO: Para esto lo mejor es utilizar un trípode, “barriendo” el escenario que formará nuestro panorama. Cinco están tomadas desde el Puente Mayor, en ellas aparece el imponente edificio del Duque de Lerma. Otras cinco corresponden a la Plaza Zorrilla. ¿Cómo unirlas para formar un panorama decente? Quien utilice Photoshop CS3 lo tiene bastante fácil pero claro, no estamos aquí como para usar aplicaciones tan caras, veamos que alternativa puede haber. Mi opción principal es autostitch, capaz de generar panoramas muy decentes. Lástima que sólo exista en versión Windows, ¡me da una pereza abrir el Parallels! El panorama resultante, para mi gusto, hay que procesarlo “a mano”, para eso siempre está Gimp al rescate. He aquí los resultados en pequeñito:

img

img

Los panoramas resultantes son muy grandes, no están preparados para “colarlos” en una guía o mapa, por lo que uno puede preguntarse si se podrían mostrar en toda su amplitud de alguna forma. Recurramos este caso al visor Zoomify en su versión básica. En este caso, afortunadamente, hay versión para Mac y para Windows. Su utilización no puede ser más sencilla, no requiere grandes complicaciones, se abre el archivo, se siguen una serie de pequeñas instrucciones y, ya está, un panorama “interactivo” terminado a medida, en flash, claro. Luego, por lo general, siempre es necesario arreglar el resultado mejorando el código de la página web resultante, que es de pena. Se añade una hoja de estilos decente, se limpia el código y demás. Para este ejemplo no nos andaremos con tantos detalles, porque serían para ir “más allá” y montar algo más serio, sólo he limpiado y mejorado un poco el resultado añadiendo el logo de La Cartoteca y poco más. AVISO: Es importante leer el archivo “quick start”, para saber cómo modificar el código HTML del visor y poder acceder a las fotografías panorámicas “convertidas” por Zoomify, de lo contrario, nos aparecerá la imagen de una chica que, por defecto, es con la que conecta el sistema.

Hace falta contar con espacio en un servidor web para subir los archivos y que la gente los disfrute en Internet o, si no se desea hacerlo, se puede montar todo en local. Para este ejemplo, he subido los panoramas resultantes a alpoma.net, he aquí el resultado:

Panorama I | Panorama II

Mmmmm, ya tenemos dos panorámicas bastante majas. ¿Cómo las colocamos en GoogleEarth para que las tenga a mano todo el mundo? La respuesta está en el uso de archivos KML, vamos allá:

1.- Localizamos las coordenadas espaciales de los dos puntos del mapa en que deseamos colocar las marcas:

Para el panorama I (lat/long): 41.64793556376401, -4.729485511779785
Para el panorama II (lat/long): 41.6602806236414, -4.733412265777588

El archivo KML tiene la función de “alimentar” a Google Earth con información geográfica y datos sobre cómo mostrar visualmente la misma. En este ejemplo, simplemente se pedirá al sistema que muestre dos marcas de geolocalización y, al pinchar en ellas, que aparezcan dos “bocadillos” sencillos conteniendo una frase con un enlace a los dos panoramas. Puede complicarse todo lo que se quiera, desde peticiones a bases de datos externas -una pesadilla el codificar tales archivos algunas veces, lo digo por triste experiencia- a, incluso, mostrar animaciones o datos que evolucionen en escala cronológica.

El KML nos quedaría así1:

img

Codificar un archivo KML es toda una aventura, sobre todo porque sirve para casi cualquier cosa imaginable. Podemos asignar iconos a nuestro gusto, rutas, polígonos… Exiten muchos tutoriales para conocer KML, aunque lo más recomendable es empezar por el de Google.

Descargar el archivo KML (En formato KMZ, que es lo mismo que KML pero comprimido. Para utilizarlo no hay que descomprimir nada, GoogleEarth se encarga de todo). 😉

El resultado final, con GoogleEarth, nos mostrará las famosas chinchetas con las marcas correspondientes a los puntos desde los que se tomaron las imágenes de los panoramas y “bocadillos” con acceso a los mismos.

img

Eso es todo, así de sencillo. Si lo complicamos un poco podemos crear un “paseo” por una ciudad uniendo las marcas con vectores y asociando a cada una de ellas un panorama, e incluso archivos de sonido.

_______________
1 He colocado el ejemplo en forma de imagen, aunque mi primera idea era hacerlo como texto, para que se pudiera copiar y pegar pero, por alguna arcana razón, la etiqueta pre en este caso originaba errores de visualización del ejemplo. 🙁

Comparte este contenido...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someone

PRÓXIMO ARTÍCULO:
»
ANTERIOR ARTÍCULO:
«