La Cartoteca https://alpoma.net/carto Blog sobre mapas, geografía, cartografía y visualización de datos Sun, 23 Sep 2018 14:06:38 +0000 es-ES hourly 1 https://i1.wp.com/alpoma.net/carto/wp-content/uploads/2018/04/cropped-alpoma_avatar.jpg?fit=32%2C32&ssl=1 La Cartoteca https://alpoma.net/carto 32 32 133849577 Una perspectiva austral (McArthur’s Universal Corrective Map) https://alpoma.net/carto/?p=7141 Sun, 23 Sep 2018 13:03:50 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7141 Vía Twitter me llegó una petición la semana pasada acerca de bibliografía sobre mapas que no fueran “eurocéntricos”. Eso me hizo recordar la historia de cierto australiano que se cansó de ver mapas con el norte en la parte superior y centrados en Europa. Naturalmente, un mapa refleja el punto de vista de quien lo hace. He ahí, por ejemplo, el caso del mundo visto desde China, que mencioné aquí hace tiempo. Como ejemplo clásico se mencionan los mapas del mundo realizados en los Estados Unidos, que suelen mirar más hacia el Océano Pacífico que hacia el Atlántico, y con el continente americano ocupando una posición central (otro tema es el asunto de la proyección empleada, ya comentado en La Cartoteca en multitud de ocasiones).

Fue en torno al siglo XVI cuando los mapas realizados en Europa comenzaron a situar de forma mayoritaria el norte en la parte superior de la composición cartográfica. Hasta entonces se habían ensayado todo tipo de formas de orientar un mapa, desde la tradicional vista superior oriental (por lo de colocar Tierra Santa en un lugar destacado en muchos mapas medievales), hasta experimentos en los que el meridiano principal hacía las veces de referencia central como si del ecuador se tratara (en el XVIII tuvo cierto predicamento una de estas proyecciones, la de Cassini).

El caso que voy a mencionar es el del conocido como McArthur’s Universal Corrective Map, que puede no llamar mucho la atención hoy día, pero que en el momento en que se publicó por primera vez levantó bastante revuelo.

Un caso de mapa del mundo focalizado en Australia: McArthur’s Universal Corrective Map. (Pincha en el mapa para ampliar).

Nos encontramos en los años setenta del siglo XX, un chaval de 12 años de edad llamado Stuart McArthur se empeñó en comenzar a dibujar mapas del mundo con el sur en la parte superior y centrados en lo que era su tierra: Australia. Aquella “manía” le sirvió para que alguno de sus profesores del colegio le hiciera algunas advertencias: debía dibujar el mapa “como es debido”, es decir, con el norte arriba y centrado en Europa. Años más tarde, mientras Stuart era alumno de intercambio en Japón, tuvo ciertos encontronazos con otros chavales, de Estados Unidos para más señas, que se reían de él porque procedía “del culo del mundo”, literalmente. Y así fue cómo, con apenas 15 años de edad, creó y dio a conocer el mencionado mapa que tiene a Australia en un lugar destacado y con el sur en la parte superior. La versión académica y correcta de aquel proyecto fue publicada por Stuart McArthur en 1979, ya en la Universidad de Melbourne. Y la “broma” (más bien el enfado) no terminó ahí, no sólo consiste en situar a Australia en el lugar que le corresponde, según los autralianos, y tampoco se limita a situar el sur en la parte superior del mapa. Si nos fijamos bien, el gradiente de colores empleado sirve para hacer que Australia y Nueva Zelanda destaquen. Para colmo, el texto de la cartela deja bien claro el mensaje… 😛

]]>
7141
La ciudad ¿fantasma? de Kilamba (Angola) https://alpoma.net/carto/?p=7126 Wed, 29 Aug 2018 15:34:55 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7126 Visto desde el aire parece un espacio urbano completamente ordenado y reciente. Realmente lo es, pero a pie de calle las cosas no son tan sencillas. El silencio reinaba hasta hace no mucho en los que debería ser una bulliciosa ciudad pensada para albergar a cerca de medio millón de habitantes. Ciudades fantasma hay muchas a lo largo del mundo, solo que aquí, en la Nova Cidade de Kilamba, se dan ciertas peculiaridades.

Plano de la ciudad de Kilamba. (Fuente).

Nos encontramos con toda una ciudad construida a menos de treinta kilómetros de Luanda, capital de Angola. Se trata de un área residencial con cientos de torres de apartamentos con ocho plantas de media cada una, con una docena de escuelas y más de cien locales comerciales, además de grandes áreas con jardines, infraestructuras comunes y un espacio central para un gran centro de comercio y de oficinas. Fue levantada a gran velocidad (en unos tres años), y completada en el verano de 2011. El proyecto completo contempla que se ocupen miles de apartamentos en un área de 54 kilómetros cuadrados. Cada grupo de edificios, con cuatro bloques cada uno, contempla acceso a escuelas, comercios e infraestructuras de saneamiento, deportivas y demás, todo ello diseñado de forma racional con un concepto modular y abierto. También se cuenta con centros de salud, un hospital, centro de seguridad… vamos, que estamos antes una ciudad completa construida a una velocidad de vértigo que nos recuerda a ciertos proyectos que se han visto en China. Y he ahí la cuestión, porque China tiene mucho que ver en el tema.

La nueva ciudad de Kilamba, en Angola. (Fuente).

Cuando todo el proyecto esté completo, con todas sus fases desarrolladas al 100%, se supone que en Kilamba vivirán esos mencionados 500.000 habitantes. El problema es que, durante años, apenas ha logrado atraer a personas interesadas en vivir aquí. En Angola todavía no existe una gran masa de clase media lo suficientemente estable como para pagar los altos precios de los apartamentos, aunque con las rebajas recientes se ha logrado que más de 80.000 personas se hayan trasladado a vivir aquí, pero eso todavía es una gota en el océano. Estamos ante la más grande (o una de las más grandes, porque esto cambia a velocidad de vértigo) de las nuevas ciudades que China está construyendo en África, y he ahí lo más particular del asunto. La ciudad fue construida por la “Corporación Internacional de Fideicomiso e Inversión de China” (CITIC), gracias a un crédito para el gobierno de Angola respaldado con petróleo local (más de 3.500 millones de dólares de inversión total). El gobierno de Angola no ha reparado en gastos para promocionar el lugar, y otros similares pero de menor tamaño que China va construyendo en las cercanías de Luanda, como espacios en los que escapar de los saturados espacios de la capital y disfrutar de una “nueva y más cómoda vida”.

Vista de Kilamba. (Fuente).

Ahora bien, aunque se ha publicado en los últimos años por todas partes que se trata de una ciudad fantasma, y ciertamente lo es en algunos aspectos, las autoridades angoleñas se esfuerzan por desterrar esta imagen negativa porque realmente no es el caso de otros lugares que ni han sido habitados, ni lo van a estar nunca, a pesar de contar con flamantes edificios e infraestructuras. En primer lugar, parece que hubo cierto problema al adjudicarse viviendas a funcionarios que, luego, no cambiaron de lugar de residencia. Más tarde, se creó un plan hipotecario respaldado por el gobierno, con el que se logró bajar el coste de la hipoteca media del lugar, de 125.000 a 70.000 dólares (sigue siendo mucho para un país como Angola, pero en ello están). La medida parece que funcionó y, de repente, llegaron multitud de solicitudes para comprar apartamentos. El proceso fue algo caótico y se establecieron más rebajas pero, sea como fuere, la gente ha ido llegando. Eso sí, poco más de 80.000 habitantes queda muy lejos del medio millón imaginado en un principio, pero muy posiblemente lo que hasta ahora era un lugar relativamente vacío, no tarde en convertirse en un bullicioso centro urbano que nada tenga que ver con una ciudad fantasma (eso sí, siempre que a esta multicolor nueva ciudad se le vayan solucionando los problemas de suministro de energía y de acceso por carretera que ha tenido en los últimos años, porque no todo es vender apartamentos más baratos, véase aquí el problema de “burbuja” inmobiliaria en el área).

Más información:
A.U.D.I. – The Kilamba City controversy: What can African cities learn?



Ver mapa más grande


]]>
7126
Giseros, los foros de QGIS https://alpoma.net/carto/?p=7121 Sun, 19 Aug 2018 16:50:51 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7121 Software relacionado con Sistemas de Información Geográfica (SIG/GIS) hay por doquier: desde simples visualizadores de datos espaciales hasta suites de análisis muy completas. Aunque siempre está presente la alargada sombra de ESRI con su programa propietario ArcGIS (el clásico de los clásicos y todo un estándar en el mundo corporativo), personalmente siempre he tenido querencia por las suites GIS de software de código libre, como gvSIG (con la que he realizado muchos proyectos relacionados con sensores ópticos y viticultura) y, cómo no, QGIS. Precisamente hace unos días me avisaron sobre la existencia de una nueva iniciativa de foros sobre QGIS en español, por lo que aprovecho el día de hoy para recomendar su visita a quien esté interesado en este software: GISEROS.

]]>
7121
El Imperio Romano en forma de red de metro https://alpoma.net/carto/?p=7116 Sat, 18 Aug 2018 15:41:27 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7116 Creo que comenté en redes sociales algo sobre el primero de los mapas de este tipo que publicó el diseñador Sasha Trubetskoy, pero se me pasó referenciarlo en La Cartoteca. Recientemente Sasha ha publicado el tercero de la serie, así que es una buena oportunidad para mencionarlo.

Se trata de tres experimentos visuales en los que las redes de calzadas que dieron vida al Imperio Romano se convierten en redes de comunicación al estilo de los planos de líneas de metro actuales. En estos proyectos se incluyen datos sobre cada calzada, nombres originales de ciudades romanas y su contrapartida actual. El diseñador dispone para la venta en su web de los archivos digitales de alta calidad, por si alguien quiere recrear la Roma imperial en su pared. Los tres proyectos que, hasta el momento han visto la luz, son los siguientes:

El Imperio Romano (Viae Romanae Maiores)
Mapa calzadas romanas

Calzadas romanas de Gran Bretaña.
Calzadas romanas en Gran Bretaña

Calzadas romanas en Italia.
Calzadas romanas Italia

]]>
7116
Plataforma EOS: procesamiento de imágenes de satélite en el navegador https://alpoma.net/carto/?p=7097 Mon, 13 Aug 2018 13:16:23 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7097 Recientemente recibí una invitación para conocer esta plataforma de acceso a datos de satélite y procesamiento de los mismos. Después de probarlo durante un tiempo, me he decidido a describirlo brevemente (EOS Data Analytics mantiene el proyecto en beta pública temporalmente, por lo que se puede probar sin problemas y, si te interesa el campo de la teledetección espacial, no dudo en recomendarte que te asomes a sus posibilidades, podría ser de utilidad en tu trabajo).

No soy actualmente usuario frecuente de imágenes por satélite (al contrario que hace años, cuando por varios proyectos necesité emplear datos de satélite a diario), y hace bastante tiempo que no me reciclo a este respecto. Lo que más me ha llamado la atención de esta plataforma ha sido, precisamente, el poder mantener todo el flujo de trabajo dentro del navegador web (todo está en la “nube”), lo que hace que sea muy cómoda e intuitiva. La mayoría de las tareas de análisis de imágenes que requerían programas como Erdas Imagine o ENVI se encuentran en línea a través de EOS. Como servicio en la nube, busca convertirse en una solución integral para búsqueda, análisis, almacenamiento y visualización de grandes cantidades de datos geoespaciales.

La plataforma se basa en cuatro grandes bloques, según su funcionalidad. Los datos de las imágenes se almacenan en EOS Storage, y están disponibles para el procesamiento de la imagen o para el análisis de teledetección en cualquier momento (ya sea un archivo de usuario en raw, una imagen obtenida de LandViewer o un archivo de salida del bloque EOS Processing). El procesamiento de grandes cantidades de datos se ejecuta en línea y ofrece hasta 16 flujos de trabajo (se incluye análisis con archivos vectoriales y se pueden cargar archivos GeoTiff, JPEG, JPEG 2000, ESRI Shapefile, GeoJSON, KML, KMZ y aplicar los algoritmos de procesamiento de datos GIS a través de la API o desde la interfaz web).

Plataforma EOS

Captura de pantalla de una de mis pruebas con la plataforma EOS.

Los flujos de trabajo incluyen las herramientas usuales de trama (fusión, reproyección, derivación), análisis de teledetección, fotogrametría y algoritmos especiales (parece que próximamente también ofrecerá análisis de datos LiDAR y modelado 3d). Incluye igualmente tareas de procesamiento previo, como detección de nubes o calibración radiométrica, se pueden corregir las imágenes en función de los efectos atmosféricos y obtener los valores reales de luminosidad o reflectancia del suelo.

Una vez listos los archivos de base, se puede proceder a análisis según nuestros objetivos: detección de objetos, detección de cambios y clasificaciones, análisis espectral, cálculo de índices de vegetación (NDVI, ReCI, ARVI, SAVI, AVI, etc.), o bien índices para definir las características del paisaje (agua, nieve y hielo, NDWI, NDSI), así como áreas quemadas (NBR). Lo más interesante es que se tiene la libertad de experimentar con bandas espectrales y se pueden crear combinaciones de bandas personalizadas. Los resultados del procesado se pueden personalizar, siempre sin salir del navegador web, para orientar la visualización o el análisis final a nuestro sector: agricultura, silvicultura, petróleo y gas, o cualquier otro.

Acceso y más información: Plataforma EOS (Earth Observing System).

]]>
7097
Google Maps dice “adiós” a Mercator (pero sólo en ciertas escalas) https://alpoma.net/carto/?p=7087 Wed, 08 Aug 2018 14:38:44 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7087 Detalle curioso el que nos descubre Google Maps en su nueva actualización de agosto de 2018 en su versión para escritorio (desktop edition, no así en la versión móvil, aunque todo parece indicar que el cambio también se llevará a cabo en esa versión en breve).

A escala de barrio, ciudad, región o incluso país, no hay diferencias con versiones anteriores, pero cuando nos elevamos sobre el globo terrestre comenzamos a ver las diferencias. Hasta ahora, alejándonos a escala continental y más allá, lo que se mostraba era un mapa “bidimensional” del mundo en proyección Mercator.

Google Maps en proyección Mercator

Vista de mapa de la Tierra en proyección Mercator, tal y como se representaba hasta ahora en Google Maps.

Técnicamente se trataba de una proyección tipo Web Mercator (WM), una variante de la clásica por todos conocida (recordemos que una proyección cartográfica consiste en una construcción matemática que permite representar una superficie esférica, o un geoide como el terrestre, sobre las dos dimensiones de un papel o pantalla, cosa nada sencilla). Las deformaciones que introduce la proyección de Mercator en esas escalas, siendo una proyección basada en un cilindro tangente al ecuador terrestre, hacen que las regiones polares aparezcan muy distorsionadas. He ahí el clásico ejemplo en el que África, con una superficie superior a los 30 millones de Km2 pareciera más pequeña que la isla de Groenlandia, que “sólo” tiene algo más de 2 millones de Km2.

Distorsiones en la proyección de Mercator

Discos de igual superficie en el mundo real, se muestran distorsionados en la proyección de Mercator (realmente, en toda proyección encontraremos algún tipo de distorsión). Imagen de Stefan Kühn, Wikimedia Commons.

Ahora bien, la proyección ideada por Gerardus Mercator en 1569 sigue siendo utilizada puesto que para representar ciudades o regiones, es muy adecuada, los cálculos necesarios para manejarla son relativamente sencillos y es proporcional, esto es, se distorsiona el espacio tanto en el eje norte-sur como en el este-oeste para mantener las formas. De lo contrario, representar un edificio cuadrado en el mundo real, nos llevaría a tener que dibujarlo como un rectángulo (y así con cualquier objeto, que mantendrá su forma “real”, como también se preservan, por ejemplo, los ángulos en las carreteras y similares)*.

Vale, pero cuando nos alejamos de nuestro barrio y volamos sobre el mundo, Mercator nos descubre un mundo muy distorsionado. Hasta ahora se consideraba un mal menor en Google Maps pero, siguiendo el ejemplo de Google Earth, he aquí lo que sucede en la nueva versión cuando nos alejamos (simulando un paisaje esférico tridimensional, asunto arreglado)…

Google Maps 2018

Google Maps 2018, con el “artificio” de simular una esfera tridimensional en zooms ampliado para versión desktop.

________________
*Google Maps emplea principalmente la proyección de Mercator porque permite preservar los ángulos. Al principio, Google Maps no empleaba esta proyección, y como consecuencia en las ciudades e latitudes altas no se podían mantener los ángulos rectos en carreteras y similares. Por eso decidieron acudir a Mercator, porque aunque haciendo zoom a escala continental introduce distorsión, a nivel de planos de ciudades es mucho más adecuado.

]]>
7087
Nuevo volumen de “History of Cartography” disponible online https://alpoma.net/carto/?p=7035 Fri, 06 Jul 2018 16:26:47 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7035 Gracias a The Map Room, me entero que el sexto volumen de la magna obra History of Cartography ya está disponible para su descarga libre en la red (también se puede comprar en papel, claro, pero a precios estratosféricos).

Ya he comentado en otras ocasiones en La Cartoteca lo impresionado que me dejó este proyecto que, a lo largo de seis gruesos volúmenes (algunos de ellos divididos a su vez en varios libros por su gran tamaño), pretende repasar de forma minuciosa y rigurosa la historia de la cartografía de todas las culturas humanas.

El sexto volumen, que ahora se pone a disposición del público en la red, recorre la historia de la cartografía en el siglo XX (todavía no están disponibles los volúmenes correspondientes a la Ilustración Europea y al siglo XIX, que previsiblemente verán la luz a lo largo de 2019).

]]>
7035
Un mapa de la Atlántida https://alpoma.net/carto/?p=7024 Mon, 04 Jun 2018 09:18:31 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7024 Me atrevo a decir que, de todas las historias sobre continentes perdidos, islas desaparecidas y demás mitos geográficos, uno de ellos sobresale por encima del resto: la Atlántida. Es increíble la gran cantidad de artículos, libros, películas, programas de televisión, radio y similares que se han creado en torno a lo que, en principio, sólo fueron unos simples comentarios con moraleja de Platón. Como si de una especie de locura se tratara, desde el siglo XVIII muchos han estado buscando la localización de la mítica isla hundida por los dioses en el mar.

Han sido tantos los autores que han creído que la Atlántida se encontraba en el Sáhara, o en el Mediterráneo, el Caribe o en el lejano oriente, que si se coloca sobre un mapa un punto rojo por cada una de esas localizaciones sugeridas, obtendremos un mosaico de lunares. Otros se han centrado en lo que Platón comentó, dejando volar su imaginación y, entre todos ellos, sin duda fue el mapa creado por Jean-Baptiste Bory de Saint-Vincent el más atractivo y curioso. Este geógrafo y naturalista francés fue un infatigable explorador y académico, uno de los precursores de la moderna vulcanología y, además, un apasionado de lo mitos antiguos. Fue esa pasión la que le llevó a especular cómo podría haber sido la Atlántida, como mítica gran isla situada “más allá de las Columnas de Hércules” (el estrecho de Gibraltar).

En 1803 publicó una obra sobre el asunto en el que incluyó su mapa hipotético de la Atlántida, sin duda el mejor realizado sobre ese evanescente asunto. El geógrafo planteaba en ese mapa, que se reproduce a continuación, la existencia de la Atlántida como isla-continente entre las Canarias, Madeira, las Azores y Cabo Verde, localizando en su interior todo tipo de míticos lugares, como por ejemplo el país de las Amazonas. (Pincha en la imagen para ver el mapa en un mayor tamaño).

____________
Versión en inglés de este artículo.

]]>
7024
La isla de California https://alpoma.net/carto/?p=7013 Thu, 31 May 2018 13:49:22 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7013 En algunas películas de ciencia ficción (mayormente de serie B) aparecen diversas visiones del futuro de California en las que esa porción de los Estados Unidos se muestra separada del continente como si se tratara de una isla, generalmente después de un gran cataclismo en el que la falla de San Andrés tiene mucho que ver. Sin embargo, ese hipotético futuro hinca sus raíces en el pasado, pues durante bastante tiempo se pensó que California era una isla.

La isla de California, gobernado por la reina Calafia, donde habitaban las temibles amazonas, era una isla imaginaria que aparece mencionada en cierto libro de caballería español publicado en 1510 bajo el título de Las sergas de Esplandián, como quinta entrega de una serie que se había iniciado con el célebre Amadís de Gaula, por Garci Rodríguez de Montalvo. El caso es que, cuando los españoles comenzaron a explorar lo que hoy es la mexicana península de Baja California, a alguien se le ocurrió llamar a ese nuevo territorio como California (seguramente después de haber leído la fantástica narración de Rodríguez de Montalvo). No se conoce quién pudo ser, pero la “broma” terminó por dar nombre a aquellas tierras (sobre el tema se ha publicado mucho y no es lugar para ir más allá, porque no hay acuerdo sobre ello).

La influencia de la novela, junto con un mal conocimiento de lo que pudiera haber más al norte de la mencionada península, hizo que California apareciera dibujada como una isla durante mucho tiempo en los mapas, incluso hasta entrado el siglo XVIII. Por ello, es considerado como uno de los “errores” cartográficos más sobresalientes de la Historia, y es una de las razones por las que decidí incluirlo en mi proyecto Lost Worlds. He aquí algunos de los más sobresalientes mapas en los que aparece California como una isla.

Mapa de la isla de California, alrededor de 1650. Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

Mapa de Norteamérica mostrando la isla de California, por Nicolas Sanson, 1650.

Mapa de América, por George Foster, fechado en 1752. Stanford University Libraries.

Más información:
California as an Island in Maps
Maps from the Glen McLaughlin Collection of California as an Island

________________
Versión de este artículo en inglés (Maptorian).

]]>
7013
Un mapa de los “Mundos Perdidos” https://alpoma.net/carto/?p=7003 Wed, 30 May 2018 14:23:27 +0000 https://alpoma.net/carto/?p=7003 Vale, lo de “Mundos Perdidos” es muy sonoro pero no dice gran cosa, así que toca explicarlo porque tiene mucha miga. Allá por el año 2012 publiqué mi novela El viaje de Argos. Uno de los protagonistas de ese libro es un viejo mapa, Septentrionalium Terrarum descriptio, obra de Mercator en la que se muestra en el Polo Norte la imaginaria y magnética Rupes Nigra. El caso es que, desde entonces, después de leer multitud de libros sobre continentes perdidos, islas fantasma, criaturas mitológicas y criptozoología, así como sobre errores cartográficos históricos, decidí crear un mapa con todos esos ingredientes. Así nació Lost Worlds, un mapa que he publicado como proyecto en Kickstarter, en el que he reunido muchos de esos ingredientes fantásticos, imaginarios y fascinantes, para crear la composición que siempre quise tener como póster.

Ahí aparecen los continentes perdidos de Lemuria, Mu o la Atlántida, junto con errores clásicos como la Isla de California, las Montañas de Kong o los Montes de la Luna, al lado de Nessie, el Yeti y muchos otros “críptidos”. A lo largo del mes de junio publicaré en La Cartoteca algunas notas detallando ciertos aspectos e historias relacionadas con el mapa. Mientras tanto, si te interesan los mapas fantásticos, te animo a que visites la web del proyecto. ¡Gracias!

]]>
7003