La Cartoteca http://alpoma.net/carto Blog sobre mapas, cartografía y visualización de datos Mon, 23 Apr 2018 22:05:49 +0000 es-ES hourly 1 133849577 San Serriffe, la isla tipográfica http://alpoma.net/carto/?p=6918 http://alpoma.net/carto/?p=6918#respond Mon, 23 Apr 2018 22:05:49 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6918 Como en otras ocasiones, viajemos en el tiempo para encontrar un mapa singular. Hoy lo hallaremos las añejas páginas de un ejemplar del periódico The Guardian editado el 1 de abril de 1977 (sí, el April Fools’ Day, el día de los “inocentes” en muchos países).

En una de las más geniales bromas geográficas de la historia, dicho periódico publicó un suplemento en el que aparecían todo tipo de detalles de un país imaginario. La broma llegó tan lejos que, en años sucesivos, fue seguida en forma de reportajes, anuncios publicitarios y similares (y hasta una nota de cierto movimiento de liberación de San Serriffe). Naturalmente, la isla de San Serriffe nunca existió, pero su historia es apasionante.

El tipo con pinta de dictador megalómano que aparece en la cabecera de este artículo era el supuesto presidente del lugar (imagino las risas en el estudio fotográfico cuando montaron la broma, tuvo que ser antológico). El caso es que todo en el imaginario país tenía nombres relacionados con la maquetación, la tipografía y las artes gráficas. Naturalmente, cualquier persona que tenga conocimientos en estas áreas disfrutará con el mapa que aparece a continuación, porque todos los topónimos le sonarán…

Muchas personas creyeron que realmente existía la República de San Serriffe, perdida en medio del Océano Índico. El propio nombre de San Serriffe venía del término “Sans-serif”, que es como se define en tipografía el tipo de letra a palo seco, que no lleva remates. Realmente fue una broma muy trabajada, pues el suplemento en el que se publicó abarcaba siete páginas completas, con publicidad y todo.

El motivo de la publicación fue la supuesta celebración de una década de independencia del país. La broma contenía descripciones turísticas, económicas, políticas e históricas. Lo más atractivo, como he comentado, era que todos los lugares mencionados en el mapa y en el suplemento eran familias tipográficas, términos propios de la maquetación periodística o del mundo de las imprentas. La isla situada al norte, Upper Caise, recordaba al término en inglés para las mayúsculas, mientras que la isla del sur, Lower Caise, venía a cuento de las minúsculas. Esa morfología estaba inspirada en las dos islas mayores de Nueva Zelanda, dibujándose San Serriffe con una silueta al modo del símbolo de “punto y coma”. La capital, Bodoni, recuerda una familia tipográfica. En conjunto, la sofisticada broma se ha convertido en uno de los más divertidos casos de uso ficticio de la cartografía.

Más información:
The Guardian: April fool, San Serriffe.
The Hoax Museum: San Serriffe.
Medium, Doug Wilson: The Beautiful Island of San Serriffe.

San Serriffe, la isla tipográfica apareció originalmente en La Cartoteca, abril 24, 2018.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6918 0 6918
Diómedes, las islas del viaje en el tiempo http://alpoma.net/carto/?p=6907 http://alpoma.net/carto/?p=6907#respond Sun, 15 Apr 2018 11:53:02 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6907 Si hay un lugar en el planeta donde se pueda realizar un viaje en el tiempo sin necesitar máquinas extrañas ni fantasía, es en estas gélidas islas perdidas entre la península rusa de Chukotka y Alaska, en los Estados Unidos. Al norte queda el mar de Chukotka, o de Chukchi, y al sur el mar de Bering. Se trata de las islas Diómedes (o Gvózdev), situadas en medio del estrecho de Bering.

El estrecho de Bering en imagen del satélite MISR (fuente: NASA). En el centro de la imagen las dos islas Diómedes. A la izquierda, la isla rusa, o Diómedes mayor (también llamada Imaqliq, Inaliq, Nunarbuk o isla de Ratmanov). A la derecha la isla estadounidense, Diómedes menor, Ignaluk o isla de Krusenstern. Entre ellas se encuentra la frontera entre Rusia y Estados Unidos, así como la Línea internacional de cambio de fecha.

Aunque en las dos islas la hora solar es la misma, no lo es la fecha en el calendario. Entre ellas discurre la Línea internacional de cambio de fecha, por lo que, cuando se mira desde una de las islas a la otra, se está oteando el “pasado”, o el “futuro”, dependiendo si se está en el lado occidental o en el oriental de la línea. Diómedes mayor está adelantada casi un día completo en el calendario con respecto a Diómedes menor (la diferencia, debido a que las zonas horarias se definen de forma local, es de 21 horas, por ello hay quien llama a Diómedes mayor como “isla del mañana” y a Diómedes menor como “isla del ayer”).

En primer término, Diómedes mayor, con Diómedes menor al fondo. Imagen de Ansgar Walk (CC-By-SA).

Naturalmente, aunque entre las dos islas pase la Línea internacional de cambio de fecha, también se dibuja entre ellas la frontera entre la Federación Rusa y los Estados Unidos, con una separación mínima entre islas de sólo 3,8 kilómetros (en época invernal este paso se suele helar, por lo que, al menos en teoría, alguien puede pasar de Asia a América caminando sobre el hielo).

Las islas reciben su nombre de un santo de la tradición ortodoxa rusa, siendo llamadas así por el explorador danés al servicio de la marina rusa Vitus Jonassen Bering, dado que llegó al lugar el 16 de agosto de 1728, día en el que los ortodoxos celebran la festividad de San Diómedes (ya en 1648 había estado por allí el explorador ruso Semyon Dezhnev).

Aunque cruzar la frontera sobre el hielo o nadando, en barco o en avioneta, está prohibido salvo que se tenga un permiso especial (no hay aduanas y la única población estable se localiza en un pequeño pueblo de pescadores esquimales en la isla estadounidense, pues la isla rusa fue evacuada tras la Segunda Guerra Mundial), el lugar fue testigo de la arriesgada aventura de la nadadora Lynne Cox en plena guerra fría, el 7 de agosto de 1987. Ese día, cruzó a nado las frías aguas que separan las dos islas, por entonces una frontera conocida como la “cortina de hielo”.

Diómedes, las islas del viaje en el tiempo apareció originalmente en La Cartoteca, abril 15, 2018.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6907 0 6907
Una proyección cartográfica que rompe el mundo en mil pedazos http://alpoma.net/carto/?p=6892 http://alpoma.net/carto/?p=6892#respond Wed, 04 Apr 2018 15:08:14 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6892 Representar el planeta Tierra sobre un papel siempre ha sido problemático y, en realidad, es uno de los principales problemas a los que se enfrenta la cartografía desde siempre. Durante siglos se han ideado cientos de métodos diferentes para realizar ese trabajo, por medio de lo que conocen como proyecciones cartográficas, esto es, modos de proyectar una superficie esférica sobre un plano, dibujando la “bola del mundo” sobre un papel. Esto, que podría en un principio parecer una bobada, es imposible, no existe el “mapa perfecto”, porque no hay manera de representar la forma y proporciones de la superficie terrestre en un papel sin introducir deformaciones, del tipo que sean. Ahora bien, si no somos tan ambiciosos, y tomamos para hacer el mapa una pequeña porción del planeta, entonces sí podremos crear mapas bastante precisos.

A esa idea le daba vueltas el ingeniero informático Jack van Wijk, hasta que dio con una solución que le convenció: ¡dividir el mundo en mil pedazos! Así nació su propuesta de proyección cartográfica, que vendría a ser un conjunto de muchos pequeños mapas “planos” (triángulos) unidos de una forma muy especial. Vale, el resultado es extraño y con un aspecto “rugoso”, como si el mundo se hubiera convertido en un erizo, pero es una propuesta interesante. Este vídeo explica la idea de la Proyección Miriaédrica (de “Myriahedral Projection”, donde lo de “miriaédrico” vendría a ser un poliedro con numerosas caras, según el término acuñado por Michiel Wijers).

De eso hace ahora casi diez años. La propuesta es más teórica que práctica (difícilmente van a popularizarse mapas así), pero ciertamente es una idea interesante con la que poder crear atractivas composiciones. Básicamente, el método para construir esta proyección (matemáticas aparte), independientemente de dónde centremos el mapa, consiste en proyectar el globo terrestre en forma de miriaedro, recortando sus formas y extendiendo el conjunto sobre una superficie bidimensional (imágenes de Jack van Wijk).

Proceso de creación de este tipo de mapas.

Como puede verse, los resultados son sorprendentes.

Ejemplos de esta clase de proyección cartográfica.

Más información:
Website de Jack van Wijk
Página oficial de Jack van Wijk sobre su proyección cartográfica
– Paper sobre el asunto: Unfolding the Earth. Myriahedral Projections.
– Proyecto en GitHub sobre esta proyección.


[Versión en inglés de este artículo]

Una proyección cartográfica que rompe el mundo en mil pedazos apareció originalmente en La Cartoteca, abril 4, 2018.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6892 0 6892
Minimal Geography http://alpoma.net/carto/?p=6884 http://alpoma.net/carto/?p=6884#comments Mon, 19 Mar 2018 17:34:06 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6884 Allá por 2010 diseñé una serie de pósters cartográficos para lo que iba a ser una colección muy personal, repleta de curiosidades geográficas. Como siempre, la falta de tiempo, que siempre hay que dedicar a proyectos de trabajo más serios, hizo que aparcara ese proyecto (algunos bocetos pueden verse todavía en mi portfolio en Behance). El caso es que, hace poco, recuperé uno de esos pósters para decorar una pared de casa y, al ver que el resultado era muy vistoso, decidí crear una campaña en Kickstarter con esa versión mejorada del póster central de Minimal Geography.

De momento no me he planteado que se pueda comprar impreso (los problemas con los envíos de ese tipo de productos son una pesadilla, aunque estoy en ello). Sin embargo, quien lo quiera imprimir con un proveedor local, tantas veces como quiera y a diferentes tamaños, podrá hacerse con el PDF en alta calidad (300dpi) y, de paso, puede conseguir mi colección completa de plantillas vectoriales Maptorian. ¿Quieres conocer la campaña? Aquí está…

Minimal Geography (poster map – digital download)

Minimal Geography apareció originalmente en La Cartoteca, marzo 19, 2018.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6884 1 6884
¿Y si convertimos la línea del Ecuador en el meridiano cero? (la proyección de Cassini) http://alpoma.net/carto/?p=6872 http://alpoma.net/carto/?p=6872#comments Wed, 07 Mar 2018 14:45:44 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6872 La visión del mundo que transmiten la mayor parte de los mapas del planeta desde hace siglos hace que, aunque no sea algo “real” ni “obligatorio”, sí se haya convertido en prácticamente un dogma cartográfico. De esta forma, plasmar un mapa mundial con el sur colocado en la parte superior, por ejemplo, no es algo erróneo, pero si muy chocante para la mayor parte de la gente. Bien, ¿qué sucedería si convertimos la línea del Ecuador en el nuevo meridiano cero en el lugar donde ahora generalmente colocamos el meridiano de Greenwich? El resultado puede ser múltiple, pues hay diversas formas de crear una proyección de ese tipo, pero una muy curiosa y que tuvo cierto predicamento durante un tiempo es la proyección de Cassini.

Proyección de Cassini

Quede claro que la Tierra se puede representar de infinidad de maneras, y no por ello unas deben ser más válidas que otras (quien realiza un mapa elige la forma de enfocarlo dependiendo de la finalidad que vaya a tener su obra… o bien de quien lo financie, claro está). La fuerza de la costumbre ha hecho que la proyección de Mercator, o más recientemente otras como la Winkel-Tripel, sean las más utilizadas, por convención y comodidad. El astrónomo francés César-François Cassini de Thury propuso en 1745 su modelo de proyección cartográfica en el que la posición del Ecuador pasa a ser la del meridiano cero (ya sea Greenwich, París, Madrid o el que se desee). La escala se mantiene a lo largo de la franja circundante a ese meridiano central y, desde ahí, se introducen deformaciones, como es natural. A pesar de lo poco “intuitivo” que pueda parecer, este tipo de proyección se empleó en bastantes ocasiones hasta entrado el siglo XX. Para mapas creados desde Europa central, Gran Bretaña o Francia, tuvo su razón de ser geopolítica, sobre todo en el XIX (cambiando la referencia puede ser útil para muchos otros lugares). El mapa puede orientarse con el norte en la parte superior, de forma clásica, o bien se puede emplear el sur, el este o el oeste como referencia (de hecho, Cassini prefería la versión con el este “hacia arriba”). Todo es cuestión de enfoque.

Otra forma de concebir la proyección de Cassini

(Mapas modificados para este artículo a partir de un trabajo de Justin Kunimune).

¿Y si convertimos la línea del Ecuador en el meridiano cero? (la proyección de Cassini) apareció originalmente en La Cartoteca, marzo 7, 2018.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6872 1 6872
Map to Globe: crea mundos a tu gusto http://alpoma.net/carto/?p=6862 http://alpoma.net/carto/?p=6862#comments Wed, 28 Feb 2018 17:42:35 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6862 Mola, así de sencillo. Partiendo de una imagen bidimensional, por lo general un mapa, y siempre que sean imágenes que tengan una relación de aspecto 2:1 (no es obligatorio, pero los resultados son óptimos de esa forma), podemos crear globos interactivos de forma muy sencilla gracias a Map to Globe (menú “animations”), una aplicación online con multitud de opciones. El resultado puede descargarse como imagen fija (desde cualquier vista que se desee), o bien como gif animado. También se puede añadir efecto tridimensional topográfico, atmósfera… 😉

Ejemplo de globo creado con Map to Globe a partir de un mapa de mi proyecto Maptorian.

[Vía Maps Mania]

Map to Globe: crea mundos a tu gusto apareció originalmente en La Cartoteca, febrero 28, 2018.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6862 1 6862
Équihen-Plage, el pueblecito de las casas-barco http://alpoma.net/carto/?p=6825 http://alpoma.net/carto/?p=6825#respond Sun, 04 Feb 2018 10:37:31 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6825

Localización de Équihen-Plage, en Francia. Mapa realizado con Maptorian vector maps.

Hoy domingo me he levantado con ánimo de retomar las notas sobre geografía curiosa. Ayer encontré en un ejemplar de La Ilustración Artística correspondiente al día 12 de octubre de 1908 cierta mención a un pintoresco lugar:

Hay en las costas del canal de la Mancha y a media docena de kilómetros de distancia de Boulogne-sur-Mer, un pueblecito de muy corto vecindario, llamado Équihen que goza de cierta notoriedad por las exquisitas almejas que en sus aguas se pescan. Aparte de esto, la aldea en cuestión es sólo conocida por unos pocos bañistas que, huyendo del bullicio y de la vida cara de los balnearios de moda, acuden a su tranquila playa en busca de salud para su cuerpo y de reposo para su espíritu.

Pero tiene algo más que sus almejas y su playa para llamar la atención de los forasteros, algo que de ser más generalmente conocido le proporcionaría seguramente un buen contingente de turistas, que podrían ver allí un espectáculo quizás único en su clase y tan interesante como nuevo. Nos referimos a las viviendas de muchos de sus habitantes, viviendas que no son otra cosa (…) que viejos barcos tumbados, en cuyos costados se han abierto puertas y ventanas y cuyo interior se ha dispuesto de manera que en él pueda vivir más o menos cómodamente una familia.

Casa-barco de Équihen-Plage, tal como aparecía en La Ilustración Artística, 12 de octubre de 1908.

La imagen llama mucho la atención, por lo que decidí averiguar si hoy en día siguen existiendo construcciones similares en el mismo pueblecito. Y, en efecto, una búsqueda sencilla nos asalta con mil y una imágenes porque el cronista de principios del siglo XX tenía razón: el lugar iba a atraer turismo. Las casas-barco (les quilles en l’air) de Équihen-Plage, completamente reformadas al gusto actual, mantienen sin embargo el estilo de los pescadores que construyeron tales estructuras con viejos cascos de barco invertidos. El lugar es famoso por esto y actualmente estas viviendas de finales del siglo XIX y principios del XX forman parte del patrimonio local, e incluso se utilizan al estilo de nuestras casas rurales.

Casas-barco de Équihen-Plage en la actualidad. Imagen de Bateloupreaut. CC-By-Sa.

| Versión en inglés de este artículo |

Équihen-Plage, el pueblecito de las casas-barco apareció originalmente en La Cartoteca, febrero 4, 2018.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6825 0 6825
Disponible la versión 2018 de la colección de mapas vectoriales “Maptorian” http://alpoma.net/carto/?p=6818 http://alpoma.net/carto/?p=6818#respond Tue, 23 Jan 2018 21:11:30 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6818 Han sido muchas semanas de trabajo, rascando tiempo donde apenas se podía, para ir reformando por completo mi colección de mapas vectoriales para diseñadores gráficos, infografistas o cualquier persona que necesite plantillas vectoriales para crear mapas del mundo (en formato AI para Illustrator y PDF editable, con más de 40 capas temáticas). Después de todo este tiempo creo que ha quedado un producto muy mejorado. He revisando las etiquetas, añadido nuevas capas, actualizado los mapas anteriores y creado otros nuevos.

El resultado se puede encontrar en www.maptorian.com Si necesitas mapas vectoriales (el pack “full edition” contienen más de cien), Maptorian puede ser una opción a considerar. ¡Gracias a tod@s! 😉

Maptorian se encuentra disponible actualmente en las siguientes versiones:



Disponible la versión 2018 de la colección de mapas vectoriales “Maptorian” apareció originalmente en La Cartoteca, enero 23, 2018.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6818 0 6818
Libros sobre mapas para regalar (o regalarte) http://alpoma.net/carto/?p=6769 http://alpoma.net/carto/?p=6769#respond Fri, 15 Dec 2017 16:48:10 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6769 Hace unos días, en un intercambio de mensajes en Twitter en el que participé, se mencionaron diversos libros sobre mapas, o geografía, que podrían ser interesantes como regalo. Hoy he revisado por encima algunos de ellos (los que tengo en mi biblioteca, a mano) y he creado una lista de libros sobre mapas que, creo, son ideales como regalo (o auto-regalo) para adictos a los mapas. Lo he dejado en diez, pero podrían ser muchos más (y es una lista muy subjetiva, claro)… vamos allá.

The Times Mini Atlas of the World

Colecciono Atlas, y los tengo de todos los tamaños, épocas y procedencias pero, más allá del clásico libro de mapas de tamaño monumental, hay veces en las que apetece tener entre las manos un libro pequeño, de bolsillo, pero con mapas de calidad. Este pequeño librillo, de tapa dura pero muy manejable, puede ser tu compañero ideal cuando no quieres cargar con toneladas de papel. Un Atlas delicioso que puede servir de referencia o para pasar buenos ratos.

En el mapa (Simon Garfield)

No es un libro sobre mapas, ni siquiera sobre historia de la cartografía. Aquí, sin duda, lo que tenemos es el típico libro que tiene un tema como excusa para abordar curiosidades. Pero, lo que en otros libros sería algo negativo, aquí deja de serlo, precisamente, por lo atractivo de su planteamiento. Empleando los mapas como hilo conductor, Simon nos guía a través de un viaje, entre el humor y la erudición, que nos hará ver cómo la cartografía ha estado siempre presente en nuestra historia.

How to Lie with Maps
(Mark Monmonier)

Va por su segunda edición y a mediados de 2018 aparecerá la tercera. Para mí, un clásico que no debe faltar en cualquier biblioteca cartográfica. El tema, cómo no, las diversas vías a través de las que se utilizan los mapas para fines concretos, ya sean políticos, económicos o, incluso, emocionales. Porque un mapa no tiene por qué ser algo que deba tomarse como “verdadero”, cada mapa está influido por la mente de quienes lo han creado, o lo han encargado y, claro, eso termina por convertir al mapa en un medio para transmitir o inculcar determinados mensajes o ideas.

Historia del mundo en 12 mapas (Jerry Brotton)

Para apasionados de la historia que, también, gusten de los mapas. Es un ensayo de esos gruesos, sin mucho aparato gráfico todo hay que decirlo, pero con narraciones atractivas acerca del papel de la cartografía en la historia de la humanidad. Aunque no se trata de un manual de historia de la cartografía, puede servir para quien se acerque a los mapas históricos por primera vez para hacerse una idea acerca de la evolución del arte de crear mapas a lo largo del tiempo.

Atlas de las islas remotas (Judith Schalansky)

Veamos, con este libro tengo ciertos problemas, pero me encanta. Es el típico libro de mapas que, o bien amas, o bien lo odias. Lo que más me atrae es su planteamiento, su apariencia como libro-objeto, las historias que narra. Pero, claro, hay otros aspectos que saltan a gritos, como ciertos problemas con la traducción y el uso de algunos colores en el diseño de las tipografías que obliga a que lo leas bajo una luz potente, porque de lo contrario no vas a ver nada. Sin embargo, le tengo cariño, y guarda muchos pequeños secretos que merece la pena conocer. COMPLEMENTO: Otro libro por estilo, más simple pero también atractivo, es Islas desconocidas: Un archipiélago de mitos, misterios, fantasmas y fraudes, de Katie Scott. Ideal como libro juvenil.

Un mapa en la cabeza
(Ken Jennings)

Ken es todo un ordenador andante capaz de absorber información de lo más pintoresca. Además, le encantan los mapas. Por eso, este libro es algo así como una broma plena de erudición que no deja ni un descanso para vomitar (en el mejor de los sentidos) todo tipo de curiosidades acerca del mundo cartográfico. Imprescindible, sin duda, y una de las mejores elecciones para el neófito. La forma que tiene el autor de ir enlazando historias curiosas relacionadas con la cartografía es verdaderamente magistral, te hace pasar un rato inolvidable.

Nowherelands: An Atlas of Vanished Countries 1840-1975 (Bjørn Berge)


Tengo debilidad por las cartografías relacionadas con mundos imaginarios, pero también con aquellas que recogen la historia de lugares identificados erróneamente, o bien que tuvieron una existencia efíemera. Este es el caso del libro de Bjørn Berge, que cuenta con un formato muy atractivo. A lo largo de numerosas “fichas” (vendría a tener la estructura de un Atlas clásico a modo de fichas de información), se repasan aquellos países que ya no vemos en nuestros mapas actuales. COMPLEMENTOS: No puedo dejar de mencionar, a este respecto, el Atlas de países que no existen: Un compendio de cincuenta estados no reconocidos y en gran medida inadvertidos, de Nick Middleton, que es más sencillo y que puede ser ideal para público más juvenil. Y, claro está, nunca debe faltar el libro de Umberto Eco sobre las tierras imaginarias de toda la historia, un libro que pesa una tonelada, más o menos, pero que es apasionante: Historia de las tierras y los lugares legendarios. Puede añadirse a este conjunto de libros sobre lugares que ya no existen, o bien nunca lo hicieron, este otro libro de Alastair Bonnett, sobre lugares que están Fuera del mapa.

Atlas histórico mundial
(Atlas Akal)

Todo un clásico, que se puede encontrar en diversos formatos. La cartografía y la historia siempre han caminado de la mano y, para cualquier interesado en el pasado, tener a mano un atlas repleto de información acerca de cómo ha cambiado nuestro mundo a lo largo de los siglos, es indispensable. El Atlas Akal es uno de los mejores en este sentido, lo recomiendo sin dudar. COMPLEMENTOS: Hay muchos otros ejemplos similares que me encantan. Uno de ellos es el Atlas histórico de España de Larousse.

Where the Animals Go: Tracking Wildlife with Technology in 50 Maps and Graphics (James Cheshire)

Una preciosidad, de esos libros que siempre quieres tener a mano. Se trata de un volumen muy cuidado en el que se despliegan gran cantidad de mapas acerca de migraciones animales, desplazamientos de ciertas especies y, en definitiva, un resumen visual muy atractivo creado a partir de datos de tecnología de satélite, aparatos de seguimiento y similares.

Treasures from the Map Room: A Journey through the Bodleian Collections

Una auténtica joya para terminar esta pequeña selección de libros sobre mapas. Es caro, pero merece la pena si te puedes hacer con él. Un repaso en gran formato, muy cuidado, a la historia de la cartografía de todos los tiempos. Es de esos libros que no sólo son preciosos entre nuestras manos, sino que tienen algo especial, merecen ser mostrados y saboreados con calma a lo largo del tiempo. COMPLEMENTO: Un amigo ideal del anterior libro, Great Maps, de Jerry Brotton.

Libros sobre mapas para regalar (o regalarte) apareció originalmente en La Cartoteca, diciembre 15, 2017.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6769 0 6769
El mejor mapa del mundo (sin Nueva Zelanda) http://alpoma.net/carto/?p=6758 http://alpoma.net/carto/?p=6758#comments Thu, 23 Nov 2017 20:39:13 +0000 http://alpoma.net/carto/?p=6758 El otro día comenté aquí mismo sobre la larga lista de mapas del mundo que se diseñan olvidándose de incluir a Nueva Zelanda (son multitud). Ahora bien, creo que no puede haber mejor mapa del mundo, que haya cometido ese olvido, que la broma que el propio gobierno neozelandés incluye en la página de error 404 de su web oficial. Mientras no cambien el diseño, cuando se introduce una URL errónea que apunte a esa web, el resultado es esta gloriosa ocurrencia…

Vía Reddit.


Imagen de cabecera: Fuente. (CC).

El mejor mapa del mundo (sin Nueva Zelanda) apareció originalmente en La Cartoteca, noviembre 23, 2017.

]]>
http://alpoma.net/carto/?feed=rss2&p=6758 1 6758